Barbos de navidad

Este sábado pasado realizamos una salida muy rara o atípica por lo menos para mí ya que se unían varios factores que sumándolos el resultado era un bolo casi asegurado.

Recojo al nene bueno en su casa, paramos a desayunar muy cerca del spot de pesca y la cosa no pintaba nada bien ya que hacia un frío de tres pares de cojo…( -2º graditos, casi naaaa), para muestra un botón, carpa recién salida del frigorífico.

Barbos de navidad

Pero la pesca tiene una magia que no sabría definir la, llegamos al pantano nos asomamos al abismo y  el nene bueno se pone muy cachondo ya que había barbos a cascaporro…no exagero nada, es mas yo me sorprendí de la cantidad de barbos que había comiendo en superficie. Sigue leyendo